Preservar la vida y la salud del trabajador es el mayor éxito en la producción….   Lic. Adanis Suárez Rodríguez, Especialista Comercial de QUIMI S.A. Centro Laboral: Sociedad mercantil 100 % cubana Química Internacional S.A.    “El que desconoce las causas de un  accidente  en su área de trabajo, está condenado a repetirlo”

No fue hasta mediados del siglo pasado que comenzaron a surgir preocupaciones serias en relación  con la protección de los trabajadores, dado el incremento industrial que estaba desarrollándose en esa época.

Con el advenimiento del desarrollo industrial se comenzó a notar un número cada vez mayor de trabajadores que sufrían lamentables lesiones, lo que dio lugar a que las luchas de clases y algunos dirigentes de avanzada buscaran los medios para detener esa avalancha de accidentes, que retardaban los adelantos y progresos que acontecían.

Antes del Triunfo de la Revolución el Estado no tenía la obligación de proteger la salud de sus ciudadanos; solo que atendían en forma desigual, algunos aspectos de la asistencia médica y del saneamiento ambiental, sin preocupaciones de ningún orden en verdaderas medidas de higiene y de prevención.

Al triunfo revolucionario y el inicio del desarrollo de un Estado Socialista, este considera la protección de la salud como derecho constitucional del ciudadano y pone de relieve como parte importante todas las normas y acciones de carácter preventivo, desarrollando una creciente red de servicios preventivo-asistenciales en el país, capaces de responder al nuevo concepto de la salud publica.

La seguridad y la salud de los trabajadores es un derecho recogido expresamente en la Constitución de la República de Cuba en su artículo 49 que plantea:

“El Estado garantiza el derecho a la protección, seguridad e higiene del trabajo, mediante la adopción de medidas adecuadas para la prevención de accidentes y enfermedades profesionales.

El que sufre un accidente en el trabajo o contrae una enfermedad profesional tiene derecho a la atención médica y a subsidio o jubilación en los casos de incapacidad temporal o permanente para el trabajo”.

La Seguridad y Salud en el Trabajo tiene el objetivo  crear las condiciones para que el trabajador pueda desarrollar su labor eficientemente y sin riesgos, evitando accidentes y daños que puedan afectar su salud e integridad, facilitando de esta manera, la elevación de la calidad de su vida y la de su familia, así como la estabilidad social.

Al iniciarse los primeros movimientos por la seguridad e higiene en el Trabajo, no se observo interés por mejorar las condiciones de trabajo. Fundamentalmente lo que se quería erradicar era los accidentes, sin analizar mucho la situación, estimándose entonces, que la causa fundamental era el descuido de los trabajadores y que estos debían atender mejor lo que hacían. La verdad era que faltaba instruir y capacitar a los trabajadores en las aristas de la industria.

Durante muchos años estas fueron las condiciones sociales existentes. Posteriormente es donde despertaron los primeros avances de esta actividad basada en la tecnología., siendo por lo tanto el movimiento de la seguridad en el trabajo científico, tal como hoy existe, una materia absolutamente nueva.

Trayectoria de la seguridad y salud del trabajo en Cuba.

Las medidas de protección al trabajador en Cuba surgen después de la Constitución de la República como respuesta al aumento de los asalariados en el país.   

Con el triunfo de la Revolución Cubana se inicia la revisión y la promulgación de nuevas leyes que protejan al trabajador.

  • En 1962 se crea el Organismo de Dirección de Protección e Higiene del Trabajo..
  • En 1964 se acuerdan por el Consejo de Ministros las bases generales sobre la Protección e Higiene del Trabajo.
  • En 1968 se dicta por la Dirección de Protección e Higiene del Trabajo la regulación de las labores que puede realizar la mujer.

.Como respuesta a los Acuerdos tomados en el XIII Congreso de la CTC se promulga en el año 1977  la Ley No. 13 de Protección e Higiene del Trabajo.

Esta última en su artículo 1 planteaba como objeto: “establecer los principios fundamentales que rigen el sistema de protección e higiene del trabajo”

Posteriormente se llega a la confección de las bases generales sobre la organización de la Seguridad y Salud en el Trabajo, como es el caso de la Res 39/2007 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social “Bases Generales de la Protección, Seguridad e Higiene del Trabajo”, en la que aparecían normas generales y cuyo alcance abarcaba todos los centros laborales y de servicios de la nación.

Ambas fueron derogadas recientemente por la Ley No. 116 “Código de Trabajo” de fecha 20 de diciembre de 2013 y su Reglamento el Decreto No. 326 de 12/6/2014.

.No obstante,  se inició una nueva etapa en el desarrollo de la SST que inició con sendos acuerdos del Consejo de Ministros del 22 de febrero de 2001 y del XVIII Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba del mismo año. Tres años después  de la aprobación de estos acuerdos se observa un mejoramiento notable en los principales indicadores de accidentalidad laboral y se comienza a observar el desarrollo de sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo en coordinación con la gestión de los recursos humanos y la gestión general de las organizaciones de producción y servicios, lo que contribuye a crear una más eficiente cultura y desarrollo de seguridad en el trabajo.

Cuando se comparan las condiciones de hoy con las del siglo pasado se aprecia notablemente que el esfuerzo no ha sido en vano, y aun más, la humanidad de hoy con los adelantos técnicos actuales seria prácticamente un caos si la seguridad e higiene en el trabajo no hubieran avanzado a la par de dichos adelantos. Antes, aunque fueran comunes los accidentes fatales y de incapacidad durante el desarrollo industrial, los daños eran rara vez pagados por los patronos, la culpabilidad solo recaía en el trabajador, dejando libre de toda responsabilidad al patrono explotador.

Solo hoy, que el pueblo esta en el poder, es cuando la legislación obrera toma su verdadero carácter social que le corresponde en el desarrollo nacional.

La Cátedra de Derecho Laboral cubano define la relación jurídica laboral, como el vínculo que se establece entre un trabajador  y la entidad laboral, según el cual una parte (el trabajador), se obliga, después que se incorpora al colectivo de trabajo correspondiente, a realizar determinado tipo de trabajo subordinándose al orden laboral interno de la entidad, en tanto que la otra parte (entidad laboral) está obligada a retribuirle su trabajo en correspondencia con su cantidad y calidad, a crearle condiciones de trabajo favorables para su salud y para lograr una alta productividad del trabajo; así como a interesarse por sus necesidades materiales y culturales.

Por lo tanto, una vez empleado el trabajador y este comienza su tarea, el superior inmediato pasa a ser responsable de su desempeño, incluyendo en dicha responsabilidad las prácticas que pudieran afectar la propia salud de aquel o de sus compañeros de trabajo.

Según estadísticas que se reflejaron el Periódico Trabajadores del pasado lunes 9 de junio de 2014, bajo el tema: “La seguridad de un trabajo seguro”, el 47% de los accidentes laborales mortales en el país se deben a la conducta inadecuada de los trabajadores, además de insuficiente capacitación, improcedentes métodos y procedimientos de labor, así como poca exigencia de directivos y sobre todo de jefes directos.

En el pasado año 2013 las estadísticas fueron reveladoras: 84 accidentes mortales, de los cuales 30 ocurrieron en la vía, para un total de 35,7 %, con un total de 86 fallecidos, el 65 % de estos pertenecientes a la categoría ocupacional de operarios de equipos y choferes; y el 13% a los servicios, con predominio entre los agentes de seguridad y protección. El 11% eran cuadros de dirección, cifra que triplica la del 2011.

Por otra parte, durante el primer trimestre del actual año sumaron 13 las muertes por hechos vinculados a la actividad laboral, a lo que Odalys Torrens Álvarez, Jefa del Departamento de Seguridad del Trabajo en el MTSS refirió que hasta el momento cuatro se debieron a accidentes laborales , continuándose el análisis del resto para ser clasificadas por los organismos encargados.

Como dato de interés es importante significar que el primer trimestre del año es el de mayor numero de accidentes. El martes es el día de la semana de mas elevada incidencia y las horas pico son entre las 9:00 am y las 11:00 am, donde se encuentra el 36% de estos hechos. El 37% de los lesionados son mujeres y el 49% esta en edades comprendidas entre los 41 y 60 años.

Las caídas de personas, así como los cortes y golpes en aparatos, equipos, herramientas, medios de transporte, elevación e izaje y maquinas, son los fenómenos mas comunes en que se expresan los accidentes de trabajo.

Todos conocemos que los accidentes se eliminan creando un ambiente de Seguridad completa alrededor de todos los detalles del trabajo y tomando en cuenta toda la actividad humana, es ahí donde comienza la responsabilidad de los distintos funcionarios en una organización.

La dirección de las empresas tiene la mejor oportunidad y la autoridad para evitar que se produzcan accidentes del trabajo. La administración asumirá la responsabilidad de hacer cada movimiento en el taller, maquina, cada proceso y cada tarea tan a prueba de accidentes como sea posible, y también instruirá y adiestrará a todo trabajador en la práctica de Seguridad, velando por que estas sean propiamente observadas y que cada trabajador conozca los riesgos del trabajo, así como proporcionara los equipos de protección necesarios, aunque es cierto que para ello deberá primero evaluar cuales son los riesgos laborales.

Por todo lo antes expuesto concuerdo plenamente con la opinión expresada por la funcionaria del MTSS Odalys Torrens Álvarez cuando afirma:

“La  inadecuada identificación de riesgo clasifica entre lo que mas afecta la seguridad y salud en los centros laborales. Ello provoca que no se tomen las medidas mas efectivas”

Evaluación de riesgos laborales: La evaluación de los riesgos laborales es el proceso dirigido a estimar la magnitud de aquellos riesgos que no hayan podido evitarse, obteniendo la información necesaria para que el empresario esté en condiciones de tomar una decisión apropiada sobre la necesidad de adoptar medidas preventivas y, en tal caso, sobre el tipo de medidas que deben adoptarse.

Cuando de la evaluación realizada resulte necesaria la adopción de medidas preventivas, deberán ponerse claramente de manifiesto las situaciones en que sea necesario:

  • Eliminar o reducir el riesgo, mediante medidas de prevención en el origen, organizativas, de protección colectiva, de protección individual, o de formación e información a los trabajadores.
  • Controlar periódicamente las condiciones, la organización y los métodos de trabajo y el estado de salud de los trabajadores.

Para asegurarse de que estos principios se cumplan, la dirección de la Empresa u organización y sus funcionarios, se hacen responsables del establecimiento de los Programas de Prevención de la Seguridad y Salud en el Trabajo, así como son responsables junto al Sindicato y sus dirigentes de ver y hacer que el Programa se lleve a cabo y se cumpla, que no sea solo un escrito bien guardado, que en la practica no se utiliza, como muchas veces pasa en la practica.

Por otra parte recae en cada funcionario la responsabilidad de recabar de cada trabajador el asumir mas responsabilidad por si mismo.

El actual Código de Trabajo regula en su Capitulo XI bajo el titulo “Seguridad y Salud en el Trabajo”, todo lo concerniente a este tema, reflejados  en los artículos del 126 hasta el articulo 144, para un total de 19 artículos relacionados con el tema, a diferencia del Código anterior derogado que regulaba este tema en su Capitulo VII bajo el titulo de “Protección e Higiene del Trabajo, reflejados en los artículos del 196 al 209 para un total de 14 artículos.

Es vital destacar, pues, lo que refrenda el artículo No. 126 del vigente Código, el cual define los objetivos de la seguridad y salud del trabajo al establecer:

“ARTICULO 126: La seguridad y salud en el trabajo tiene como objetivos garantizar condiciones seguras e higiénicas, prevenir los accidentes, enfermedades profesionales y otros daños a la salud de los trabajadores y al medio ambiente laboral.”

 En disímiles visitas que realizaron las Direcciones Municipales de Trabajo a Empresas y otras entidades, se detecto en algunas que no existen evidencias de:

  1. Identificación de los factores de riesgo
  2. Programa de Prevención para Riesgos Laborales
  3. Planificación de equipos de protección personal a partir de los riesgos
  4. Registros de accidentes de trabajo e incidentes
  5. Instrucción a los trabajadores en materia de Seguridad y Salud del Trabajo.
  6. Planes de Capacitación de Seguridad y Salud del Trabajo.

A tenor de todo lo antes expuesto se demuestra que se requiere un quehacer transformador en la Seguridad y Salud Del Trabajo.

Transformaciones necesarias:

  1. Hacer que en cada organización el desempeño se sustente en  el trabajo de equipo donde se compartan disciplina, normas y reglas, se generen ideas y se busquen soluciones con motivación, compromiso y responsabilidad por parte de los funcionarios, en pos de los objetivos a alcanzar sobre la base de la cultura de gestión sólida e integrando la Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo, con todos los sistemas de Gestión Empresarial.
  2. Crear una Comisión de Seguridad Y Salud del Trabajo que se encargue de planificar tácticas para preservar la vida y la seguridad del  trabajador.
  3. La Comisión antes mencionada deberá realizar encuestas, estudios, y tomar fotografías de los lugares más críticos.
  4. Realizar inspecciones periódicas y sorpresivas a las instalaciones.
  5. Hacer que la alta dirección ocupe el papel que le corresponde como responsable de identificar todos los riesgos laborales a que están expuestos los trabajadores.
  6. Desarrollar acciones de capacitación en cada nivel jerárquico de la Organización para que se comprenda la importancia de la Gestión de Riesgos, significando la responsabilidad y el papel de los mandos intermedios como elementos claves en la Seguridad y Salud del Trabajo.
  7. Elevar el reporte de incidentes y realizar una adecuada investigación de accidentes.
  8. Controlar el cumplimiento de las acciones correctivas.
  9. Incorporar estos temas a los análisis de los Consejos de Dirección correspondientes.
  10. Indicar las acciones de capacitación que se deriven del análisis de los informes conclusivos de las investigaciones.
  11. Conocer todos los procesos peligrosos existentes en el medio ambiente laboral.

Todo ello pone de manifiesto el importante papel que deben asumir los funcionarios respecto a la Seguridad y Salud en el Trabajo. El éxito de la Gestión de Seguridad y Salud del Trabajo tiene que estar precedido por la Responsabilidad laboral y penal de los funcionarios ante las condiciones laborales  y el cuidado del medio ambiente laboral y la prevención de riesgos laborales, pero para que resulten eficaces las intervenciones de los funcionarios deben ser apoyadas por la mas alta dirección de la organización.

Teniendo en cuenta lo preceptuado anteriormente, crear u Portal de Seguridad y Salud del Trabajo en la Intranet nuestra,  con el objetivo de hacerle a cada trabajador, a su jefe inmediato y a todo nuestro personal tomar conciencia real sobre la importancia que este tema tiene, el impacto que tiene en la sociedad, ilustrarlo para que todos lo conozcan, los accidentes que ha habido, donde se han provocado, motivos, y verse en el espejo para evitar que vuelva a ocurrir, porque precaver es mejor que lamentar.

El Portal deberá contemplar los siguientes datos a tenor de lo establecido en el Anexo No. 16-A Registro de Accidentes de Trabajo, de la Resolución No. 29 de fecha 16 de junio de 2014 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Los datos que debe contemplar son los siguientes:

1-No. accidente

2- Fecha en que se produjo

3- Nombre del trabajador lesionado

4- Edad

5-Sexo

6-Cargo

7-Actividad que desarrollaba

8-Tipo de accidente (Simple, Mortal, Múltiple)

9-Causas (Técnicas, Organizativas y de Conducta)

10-Costo Económico

Para concluir, no así finalizando el tema ya que este tema es de estudio sistemático, y profundo análisis, además  esta sujeto a cambios hasta lograr su total perfección, o lo mas acercado a lo perfecto, consideramos que elaborar un Programa de Prevención es  un trabajo arduo, pero conlleva una recompensa enorme e impensable para aquellos que encuentran satisfacción en ponerlo en práctica con éxito.

Después de la creación de la vida, lo mas importante que puede un hombre hacer, según dijera el gran Abraham Lincoln es” salvar una vida”, y se pudiera agregar entonces: salvar un brazo, una mano, un dedo, una pierna, o la felicidad.